“La oportunidad de una nueva forma de hacer escuela”, por Silvia Macri

Gobiernos que trabajan de forma multisectorial y a multinivel como única forma de sobrevivir….
julio 17, 2020
HISPANIC AMERICAN COLLEGE Y LA URJC CREAN GRUPO DE INVESTIGACIÓN “LEGADO HISPÁNICO”
julio 30, 2020
Show all

“La oportunidad de una nueva forma de hacer escuela”, por Silvia Macri

En estos largos meses de 2020 en que hemos sido sorprendidos por la Pandemia, 850 millones de alumnos/as en el mundo dejaron de ir a la escuela.

Un escenario impensado e impredecible que forzó a repensar el rol docente y el escolar en el término de horas ya que ciertamente, ninguna nación tenía su sistema educativo preparado para esta emergencia.

A lo largo de este tiempo cada país, cada región, inclusive cada escuela, ha sido un pequeño laboratorio donde se ha tratado de trabajar con los mejores recursos y metodologías con que contó cada uno de los 60 millones de docentes para salvar esta situación, y todos de modo muy diferente por cierto.

Los que pudieron, accedieron a la tecnología digital, y los que no, explotaron su potencial humano como capital esencial de todo/a maestro/a. Entonces se acercaron a las casas de sus alumnos/as y se sentaron frente a sus puertas, a la distancia exigida, para leerles un cuento y sentirlos cerca. Otros encontraron en la radio la posibilidad de dictar sus clases, llegando a alumnos/as de zonas rurales sin ningún tipo de acceso a una computadora o internet, con quienes lograron entablar el maravilloso vínculo del aprendizaje,  incluso sin verse las caras.

Y los más afortunados en recursos y habilidades, lograron implementar sistemas casi paralelos a la enseñanza presencial, gracias a plataformas sincrónicas que permitieron recrear un “como si” fuera la escuela.

Ningún maestro dijo “no voy a poder”. Escuelas ricas, pobres, de ciudad o de frontera, públicas o privadas. Aun frente a la más difícil de las batallas, todas siguieron de pie.

El cierre de las instituciones educativas  tendrá efectos en el corto y mediano plazo.

En lo inmediato, la interrupción de clases presenciales trajo la alta y cierta probabilidad de la deserción, la ausencia de vínculos esenciales junto a la pérdida de un espacio protector por excelencia después de la familia, y en muchos casos la interrupción del programa mundial de alimentos enlazado directamente con el funcionamiento de las escuelas.

A mediano plazo, la secuela será la ampliación de la brecha en la desigualdad de oportunidades de desarrollo en las generaciones que hasta hace pocos meses estaban en etapa de formación o a punto de entrar en ella.

El llamado “efecto cuna” se hará mucho más visible porque se ha deteriorado el nivel socio económico y cultural de las familias, que tanto influye en las oportunidades y los logros de aprendizaje de sus hijos.

Se ha hecho imprescindible comenzar la etapa de reconstrucción de un sistema educativo postergado y anclado en la época de la ilustración, en la mayoría de los países del mundo.

Porque, si algo bueno nos ha dejado este período fue la posibilidad de repensar la escuela tal y como la concebíamos hasta marzo de 2020. Cuando volvamos a la presencialidad nuestras prácticas estarán regidas por nuevas metodologías, haciendo énfasis en el desarrollo de la curiosidad, la creatividad, la experimentación y el aprendizaje por competencias. Esta nueva situación ha forzado a ir renovando planificaciones, actualizando y vinculando aquello que se enseña en el aula con sucesos reales de un mundo dinámico que invita a repensar los conocimientos, porque el alumno ya sabe que no existe una vida dentro del aula diferente a la vida detrás de sus puertas. Finalmente, por defecto y por efecto, el mundo se integró a la escuela.

Esta experiencia quedará en la historia como la oportunidad de dar inicio a una transformación educativa que nunca estuvo en las prioridades de los Estados en ejercicio, aquella que durante estos últimos años no supieron o no quisieron  encarar voluntariamente y que finalmente sucedió por obligación.

 

Silvia Macri 

Senior Advisor HAC Argentina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies