“Han sido cuatro años difíciles donde se han erosionado las instituciones americanas”

“Por qué en 37 Estados de EEUU nunca se celebran actos electorales”, por Lorenzo Abadía
octubre 28, 2020
HAC Global y la Fundación ICL firman un convenio de colaboración con el Instituto Møller de la Universidad de Cambridge
noviembre 19, 2020
Show all

“Han sido cuatro años difíciles donde se han erosionado las instituciones americanas”

Las elecciones estadounidenses de 2020 serán recordadas como las de la pandemia del Covid-19, las de Joe Biden y Kamala Harris, primera mujer en la vicepresidencia de Estados Unidos, pero también como las que echan de la Casa Blanca a Donald Trump. Derrotado en las urnas, el magnate populista amenaza con la guerra en los tribunales.

Mientras todavía se celebra la victoria en todas las ciudades americanas, entrevisto a Ray Cazorla, que forma parte del equipo demócrata que ha estado al lado de nuevo presidente y que en este día de fiesta nos habla de los EEUU que nos esperan con Joe Biden.

Ray Cazorla decidió hace unos años emprender las Américas para fundar un proyecto inicialmente planteado para la población hispana en la ciudad de Nueva York. De esa iniciativa nace su empresa, Hispano American Center, que hoy en día cuenta con sedes en Nueva York, Buenos Aires, Madrid, Málaga, Sevilla, Murcia, y con aperturas previstas en Asia y Washington.

Esta iniciativa privada de Cazorla tiene un alto componente social, pues su escuela de negocios ha ofrecido más de 5.000 becas a líderes latinos en todo el mundo. La misión de HAC es la de crear líderes del cambio, bien formados académicamente pero también en valores.

Y es gracias a este proyecto que nace posteriormente su Inspiring Committed Leaders Foundation (inspirando a líderes comprometidos) con sede en la ciudad de los rascacielos. Esta fundación tiene, entre sus diversos proyectos, el New York Summit, uno de los eventos más relevantes en habla hispana celebrado en Estados Unidos.

P.- ¿Qué aire se respira esta noche en Estados Unidos?

R.- EEUU es una fiesta ahora mismo. Han sido cuatro años difíciles donde se han erosionado mucho las instituciones americanas. A muchos que vinimos a este país con sueños se nos ha tratado como ciudadanos de segunda, y ha habido una falta de liderazgo y de empatía con la gente que peor lo pasaba. Eso acaba hoy, y hoy sentimos que una vez más, Estados Unidos puede volver a liderar y a inspirar al mundo en estos tiempos revueltos.

P.- ¿Por qué tanto interés por estas elecciones? ¿Ha sido un plebiscito de voto a favor y en contra de Donald Trump?

R.- Estas elecciones pasarán a la historia. Era mucho lo que estaba en juego. Hemos visto a los jóvenes jugar un papel fundamental, a las mujeres liderar la conversación y a los latinos e hispanos ser decisivos una vez más. A pesar de la victoria, no olvidemos que muchísima gente ha votado a Trump, porque siguen desencantados con el sistema. Estas elecciones eran la última oportunidad de demostrar que el sistema democrático funciona y que trabajando con empatía y honestidad, se puede conseguir el cambio. Muchísima gente ha votado a Trump porque siguen desencantados con el sistema

P.- Lo más alucinante de esta semana ha sido el reñido recuento, pero especialmente la actitud del perdedor Trump. ¿Cómo explica este desafío monumental a los cimientos de la mayor democracia del mundo?

R.- Es muy dañino para las instituciones, para la imagen de EEUU en el mundo y para la confianza que debe tener una sociedad en sus instituciones. Es importante recalcar que esta ha sido una campaña justa, legal y el resultado y la voz de la gente debe ser respetado.

P.- El país está dividido y hemos visto a menudo protestas en las calles, ¿teme un aumento de las protestas, de la crispación y del clima de odio entre los simpatizantes de Trump y los demócratas?

R.- Es muy posible que veamos semanas de crispación, pero esto no es lo que necesita el país. Necesitamos volver a mirarnos a los ojos, a debatir, a no estar de acuerdo pero a querer mejorar EEUU. Todo lo demás son personalismos, vanidades y egocentrismos, los mismos que han causado grandes conflictos en la historia de la humanidad y de los que ya hemos aprendido.

P.- ¿Cuáles son las primeras acciones que el nuevo presidente tendrá que realizar para volver a gobernar?

R.- Lo primero es trabajar para restablecer la convivencia y volver a unir a los americanos bajo una misma bandera y una idea. Toca vencer al virus y a la pandemia, toca devolver la dignidad a las minorías, a los afroamericanos arreglando el sistema judicial, a la comunidad latina inyectando empatía y esperanza en los procesos de inmigración y toca construir un liderazgo creíble.

P.- ¿Cuáles has sido las claves de su victoria?

R.- Crear una campaña y una narrativa que representase a la América real. Diversa, cultural, inclusiva, empática, de personas con sueños que se la juegan y sacan a sus familias adelante sin importar qué se les ponga por delante.

P.- ¿Cuál ha sido el papel de Kamala Harris?

R.- Ha sido fundamental. No lo podríamos haber hecho sin ella. Tiene un liderazgo único, está rompiendo muchos techos de cristal y va a inspirar a niñas de todo el mundo a soñar.

P.- ¿Considera que la victoria de Biden puede tener un efecto dominó para derribar los populismos en otros países que se han reforzado a su sombra?

Harris está rompiendo muchos techos de cristal y va a inspirar a niñas de todo el mundo a soñar

R.- Esta derrota es una pérdida importante de un bastión para los populistas a nivel mundial. No debemos bajar la guardia, ellos seguirán intentándolo, pero ahora los combatiremos también desde la Casa Blanca.

P.- Es un lujo poder charlar con un nominado al premio Nobel, ¿cuáles han sido las actividades que han hecho de usted un candidato al galardón?

R.- Ha sido un verdadero honor y privilegio estar nominado por un proyecto tan bonito como es la New York Summit. Los premios no dejan de ser una satisfacción y visibilidad, pero es el impacto que tenemos en mejorar las vidas de la gente lo que nos mueve y lo que seguiremos haciendo.

P.- La última edición del NY Summit reunió por primera vez en el mismo escenario a tres importantes familias: Kennedy, Mandela y Luther King. ¿Cómo ha conseguido juntar a estos personajes?

R.- Con mucho trabajo, visión, paciencia y teniendo a los mejores en mi equipo. Se consigue armando historias que emocionen e inspiren. Muchas veces dejamos que nuestro entorno nos corte las alas y lo mejor que he aprendido de los americanos es que the sky is the limit (el cielo es el límite).

P.- ¿Qué opinaban de Trump y su gestión?

R.- Llevo cuatro años sufriendo viendo cómo mi presidente pisoteaba todo lo que yo intentaba enseñarles e inculcarles a mis hijos. Ha sido una gestión muy dañina en lo institucional, en la credibilidad de un país, en lo económico, social y sanitario. Este gran país no se lo merece. Esta pandemia ha puesto en evidencia la debilidad de los sistemas sanitarios y económicos

P.- New York Summit es el gran evento de liderazgo de habla hispana, ¿qué podemos esperar del próximo certamen en 2021?

R.- Un New York Summit con más fuerza, unos premiados estelares de otra galaxia y más compromiso global para elevar a la comunidad hispana.

P.- Como fundador de la HAC y CEO de esta escuela de negocios, ¿cómo valora la actual situación económica? ¿Es posible emprender en momentos de pandemia?

R.- No es solo posible, es necesario. Esta pandemia ha puesto en evidencia la debilidad de los sistemas sanitarios pero también económicos. No es sostenible vivir del estado y no es justo que los estados sigan pidiendo impuestos a personas que no reciben ingresos. Emprender tiene que ser uno de los pilares fundamentales de esta recuperación económica.

P.- A propósito de pandemia, Biden ha dicho que será la primera decisión clave que tomará en su presidencia. ¿Por dónde puede ir su estrategia para combatirla?

R.- Va por el camino de nombrar a un comité de expertos y científicos de prestigio. El volver a colocar a la ciencia en el lugar que pertenece será la base de la estrategia de Biden para luchar contra el virus y vencerlo.

P.- ¿En qué proyectos está trabajando en estos momentos?

R.- Ahora mismo estamos trabajando con ayuda humanitaria en países de América Latina y su lucha frente al virus, pero también con gobiernos, ayudándolos a planear la recuperación económica y crear nuevos sistemas. No pueden faltar la nueva edición de la New York Summit y nuestra ‘Cumbre Mundial Refundar el Planeta’, en Málaga en 2021, donde traeremos a líderes de todos los sectores para ayudar a tejer alianzas y modelos sostenibles. El querer hacer política partidista en medio de una pandemia nos está pasando factura

P.- ¿Cómo valora los primeros meses de Gobierno de coalición en España?

R.- Creo que les ha tocado un periodo difícil, como a todos los gobiernos del mundo. Pero como español viviendo fuera, hay muchas cosas que no entiendo. Errores injustificables, estrategias que anteponen intereses partidistas a las personas y una gran falta de liderazgo.

P.- España es el país con más contagios en Europa. ¿Qué se está haciendo mal?

R.- Creo que el querer hacer política partidista en medio de una pandemia nos está pasando factura. Falta transparencia, hay demasiada estrategia electoral, poco respeto al rival político y poca voluntad de llegar a acuerdos.

P.- Se habla mucho de la marca España. ¿Cuál es la reputación de nuestro país en este momento?

R.- España es un país muy querido en EEUU y un país cuyo legado en América es innegable y transciende a la historia. Desde Estados Unidos no se entiende la política y constante confrontación y que el Gobierno elija a socios que odian España. Desde EEUU no se entiende que el Gobierno elija a socios que odian España

P.- ¿Para los intereses de España, un gobierno democrático en Estados Unidos es una ventaja?

R.- Para España, para la UE y para todos los demócratas del mundo. Que la narrativa que sale de la Casa Blanca sea de esperanza, equidad, lucha contra el cambio climático, progreso en derechos civiles y elevar a los vulnerables mientras se potencia la innovación, cambia por completo la conversación a nivel mundial.

P.- ¿Qué opinión tiene de la actual Unión Europea? ¿Podemos ser competitivos a nivel global? ¿Funcionarán las ayudas contra la pandemia?

R.- La UE es el proyecto de progreso humano con más éxito de la historia. Nadie lo ha podido replicar, es una inspiración para todo el mundo. Necesitamos mucha más Europa, sobre todo en un mundo que tiene a poderes regionales. El problema es que utilizan a Europa como una excusa para no hacer los deberes en casa. Si queremos seguir siendo relevantes e influenciar los estándares de sanidad, alimentación, seguridad y de derechos humanos a nivel mundial, Europa debe integrarse aún más.

P.- En los últimos años hemos asistido al avance inexorable de populistas que han llegado al poder: Bolsonaro, Trump o Putin. ¿Cómo se justifican estos liderazgos y que están haciendo mal los partidos tradicionales para permitir la victoria de este tipo de líderes?

Los partidos deben volver a ponerse al servicio de la gente, bajar a la tierra y reinventarse

R.- Los partidos tradicionales se han relajado, han dejado de innovar y se han olvidado de la gente. Eso pasa factura y los populistas lo aprovechan. Los partidos deben volver a ponerse al servicio de la gente, bajar a la tierra, reinventarse, convertirse en un reflejo de sus pueblos y, sobre todo, hacer política con transparencia, rigor, honestidad y poniendo a sus ciudadanos en el centro de la conversación.

P.- Usted fue una parte clave en la Cumbre que trajo a Barack Obama a España y para final de año su Fundación ICL (Inspired Committed Leaders) está organizando el viaje a nuestro país de Hillary Clinton. ¿Qué opina de estos líderes?

R.- Creo que son leyendas que han roto muchos moldes y techos de cristal y que están hechos de una pasta que ya les gustaría a muchos políticos de España. Soy un privilegiado de poder trabajar con ellos y de ser el embajador que los trae aquí.

P.- Como asesor de Juan Guaidó, ¿cuál es la situación en Venezuela actualmente?

R.- Difícil. El pueblo de Venezuela se merece líderes mejores, una vida mejor y como españoles tenemos una cuenta pendiente con Venezuela, que estuvo ahí cuando lo necesitamos.

P.- ¿Cambiará la estrategia de Estados Unidos con Venezuela en la era Biden?

Biden y Harris no tratarán con dictadores que no tienen respeto por las vidas humanas

R.- Es muy pronto para decir, pero sin duda muchas cosas cambiarán. Biden y Kamala no tratarán con dictadores que no tienen respeto por las vidas humanas y buscaran formas de ayudar al pueblo de Venezuela.

P.- Biden ha dejado claro que con su presidencia, Estados Unidos volverá a la escena internacional. ¿Cómo imagina que será su política internacional?

R.- Me imagino a Biden y a Kamala devolviendo a EEUU al acuerdo de París y liderando la conversación del cambio climático en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies