Entrevistamos a Juan Ferrer, Experto Internacional en Management, especializado en la gestión del cambio en las organizaciones

HAC Leadership & Management DE NEW YORK INICIA EL “PROYECTO DE INVESTIGACIÓN SOCIAL CON FINES ARTÍSTICOS BARRIOS ORQUESTADOS” EN LAS ISLAS CANARIAS
enero 14, 2018
La escuela de negocios Hispanic-American College de New York, llega a la Región de Murcia para organizar el evento empresarial del año
enero 15, 2018
Show all

Entrevistamos a Juan Ferrer, Experto Internacional en Management, especializado en la gestión del cambio en las organizaciones

 

 

 

 

 

Entrevistamos a JUAN FERRER,

Experto Internacional en Management, especializado en la gestión del cambio en las organizaciones. Ha cursado estudios en Harvard Kennedy School y el MIT entre otras prestigiosas instituciones, es miembro del departamento de liderazgo y Management de la HAC Business School de Nueva York con el que está desarrollando un programa internacional de formación en Gestión del Cambio en las organizaciones.

 

Revolución en el Management

 

¿Qué cambios están existiendo en la actualidad en el Management?

Considero que el principal cambio que se está produciendo en la dirección de empresas y de personas, es en el rol del jefe. La necesidad de responder a tres retos, está haciendo que dicho rol evolucione de “solucionador”, “controlador” y “motivador” (esto último, al menos el que quiera), a “facilitador”, “desarrollador” y “creador de un ecosistema motivador”. Es decir, no se trata ya de mandar, controlar y dirigir, sino que facilitar un entorno en sí mismo motivador (por los retos, la participación, la transparencia, la involucración, el trabajo en equipo, el continuo desarrollo, etc.) y que responda y resuelva las cuatro preguntas para saber si vas a sobrevivir en el futuro más cercano.

 

¿Y cuáles son esas cuatro preguntas?

La primera es saber cómo vas a obtener los resultados de aquí a ¿dos? ¿cuatro? ¿seis años? ¿Estás trabajando para ello o sólo respondiendo de forma tardía al movimiento de otros? Para ello basta recordar las declaraciones de Juan Roig respecto a su propia página web, por ejemplo. O los fracasos estrepitosos de proyectos en internet de organizaciones “analógicas” por poner a los mismos directivos obsoletos a desarrollarlas.

La segunda pregunta sería ¿cómo de rápido eres? Sobra decir que los que sobrevivirán no serán los más grandes, sino los más rápidos, y para ello no podemos perder el tiempo en cadenas de mando, burocracia, ego-sistemas, etc.

La tercera ¿cómo de ágil-flexible es tu organización? Viene a cuestionar si eres adaptable a la realidad o más bien un enorme petrolero que le cuesta cambiar de rumbo.

Y la cuarta ¿estás atrayendo y desarrollando el talento? Porque si no es así, la gente valiosa se irá, y a su vez, el talento no querrá venir a tu organización. La gente buena entrevista a las empresas, porque sabe que pueden ser una oportunidad o un obstáculo, freno y frustración en su carrera profesional.

 

Comentabas que estos cambios estaban respondiendo a tres retos ¿Cuáles son?

Es cierto que cada uno de estos tres retos no habría tenido la fuerza suficiente para cambiar la cultura en una empresa, pero los tres juntos generan una tormenta perfecta.

En primer lugar, sería el cambio salvaje que estamos viviendo a una velocidad exponencial. La jerarquía, el control y los ego-sistemas no responden bien a estos cambios tan rápidos. Las empresas que se han hecho con el poder en los mercados digitales son tremendamente ágiles para dominar o adaptarse constantemente a las nuevas demandas.

En segundo lugar, la continua insatisfacción existente en las empresas. Si le preguntas a los integrantes de la mayoría de las empresas por los problemas que tienen, cuánto tiempo llevan y cuánto tiempo estiman que seguirán teniendo dichos problemas, tendrías que verles la cara. Estancamiento, desmotivación, jerarquías frustrantes, batallas internas, falta de preparación de sus mandos a nivel de gestión de personas, etc. Pero no se sabía cómo solucionar todo esto. Ya no vale un curso o una experiencia outdoor. La gente necesita otro modelo, otra forma de trabajar.

Y el tercero, la incorporación de los “millennials”, los “centennials”, etc. Tienen otros objetivos, otras demandas y otras ambiciones, muy distintas a las que hemos venido arrastrando.

Sin duda, hace falta otros modelos organizativos muy distintos a los tradicionales para gestionar estos tres retos.

 

¿Cómo se están preparando las empresas para esto?

Para empezar, deberían darse cuenta de todo lo comentado. Mi experiencia es que están tratando de ponerles parches, pero las vías de agua son mucho mayores. Intentan hacer cambios, pero para que nada cambie. Es decir, para que el poder, el control y los que piensan sigan siendo los mismos. Poco veo para que se pueda activar seriamente una Inteligencia, Responsabilidad y Liderazgo Colectivos.

 

¿Y qué consecuencias tendrá quienes no lo adopten?

Dependerá del sector y del tamaño. Vemos empresas simbólicas, y no hace falta nombrar a ninguna, cómo sufren, cómo pierden cuota y cómo venden con marketing (porque todavía tienen presupuesto para ello, o es lo único que saben hacer) una nueva imagen. Pero por dentro, la cultura, lo más difícil de cambiar sigue siendo la misma, aunque haya tensiones por las diferentes velocidades, ambiciones y formas de trabajar que se demandan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies