La reciente primera Cumbre sobre Innovación Tecnológica y Economía Circular celebrada en Madrid, a la que asistió el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama, ha servido para que líderes mundiales de todos los ámbitos de la sociedad hayan puesto el foco en un mismo objetivo: avanzar hacia una economía más sostenible y ecológica que permita superar el actual estado de agotamiento al que parece haber llegado la humanidad. “Que Obama haya asistido a este evento impulsado por la iniciativa privada ya demuestra que hay esperanza”, asegura Ray Cazorla, CEO fundador de Hispanic American College (HAC) y uno de los organizadores de la cumbre. Movimientos migratorios, hambre en el mundo, cambio climático, crisis económicas y otros grandes asuntos globales han estado encima de la mesa en esta importante convención de cerebros que han aportado su granito de arena para tratar de cambiar las cosas y dejar un mundo mejor a las próximas generaciones.

 

¿Cómo surgió la idea de la cumbre?

Juan Verde tenía la convicción de traer al ex presidente Obama a España. Buscando espacios decidimos que Madrid era el lugar idóneo para desarrollar esa primera cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular. Esta reunión ya se está desarrollando en Argentina y queríamos buscar el mismo impacto en Europa. La complejidad viene porque la agenda del ex presidente Obama es muy complicada y de hecho ha aceptado dar las dos únicas conferencias con nosotros, una en Madrid y otra en Oporto con un formato muy parecido. Ha sido un camino complicado hasta poder desarrollar este programa pero al final ha sido muy exitoso.

 

¿Cómo reaccionó el ex presidente Obama cuando le propusieron asistir a la cumbre?

Bueno, lo que le puedo confirmar, que es lo que sé, es que se confirmó su asistencia hace apenas dos meses. En ese tiempo hemos tenido que montar el evento, sobre todo la Fundación Advanced Leadership (ALF), que ha tenido que desarrollar un programa en paralelo para que vengan dos mil personas con un perfil diferente. Hemos recorrido todos los pueblos y regiones de España para intentar impactar en todos los ámbitos de este país y creo que se ha conseguido.

Habrá mucho que mejorar en la economía española para avanzar hacia un sistema más sostenible y ecológico…

En la cumbre se ha hablado mucho de ello, creo que uno de los elementos más importantes es seguir invirtiendo en innovación tecnológica como elemento de competitividad para las empresas, para las organizaciones y también para este país. Quizá lo más importante es empezar a creer que la economía circular tiene un papel en el presente y también un papel protagonista en el futuro. Hay que tenerla ya muy en cuenta hoy.

¿En qué consiste realmente la economía circular?

Sobre todo generar energías limpias, generar proyectos empresariales que apuesten directamente en la lucha contra el cambio climático y que generen rentabilidades con nuevos proyectos de innovación que está irrumpiendo en el mercado, como las energías renovables y a nivel de transporte los nuevos coches eléctricos. Yo creo que se intercala en cualquier sector…

Economía verde y sostenible, innovación e investigación, en España en eso aún no somos un país puntero precisamente…

Yo creo que ha habido un quórum importante de los tres partidos fundamentales de este país y la sensibilidad es tal que todos creen que lo que se está contando aquí hoy es importante para todo tipo de público. Entre las dos mil personas que han asistido a la cumbre vi directivos, pero también presidentes de fundaciones, veo oenegés, líderes de influencia, políticos, la verdad es que eso era lo que buscábamos: impactar en diferentes ámbitos de influencia.

Ese objetivo que buscan ustedes de concienciar a 300 grandes líderes mundiales para que incluyan la economía circular en sus agendas, ¿cómo se consigue?

Como bien ha dicho Juan Verde, el proceso de selección para elegir a esos trescientos líderes ha sido complicado porque ha habido miles de solicitudes. La clave era que fueran líderes en sus respectivos territorios y en sus respectivas áreas de influencia para que en la cumbre recibieran muchos contenidos didácticos e impactantes. Esas conferencias las imparten premios Nobel, grandes gurús mundiales, expertos en responsabilidad social corporativa y en diferentes ámbitos del conocimiento. Se trata de que ellos, con sus respectivos contenidos, puedan impactar en su ámbito de influencia durante un año con diez conferencias mínimas que tienen que impartir cada uno por España y por todo el mundo. Ya se está generando un debate entre ellos y al mismo tiempo están creando sus propias redes sociales, sus propios organigramas y a partir de aquí se van a generar muchos más eventos, muchos más impactos. Y vamos a pasar por todos los territorios del país para llevar la misma idea. De eso se trata.

¿Hay esperanza para la humanidad de que se pueden hacer las cosas de otra manera, de que podemos avanzar hacia un futuro mejor?

Bueno, el hecho de que venga hoy el presidente Obama a España, a Madrid, con una iniciativa privada, para poner voz a un problema que está aconteciendo en todo el mundo, y que España abra por fin la puerta a desarrollar un proyecto de estas características, ya de por sí es algo muy importante.Vamos a aprovechar esta situación para dar un nuevo impulso y que el año que viene se pueda celebrar la segunda edición.

Migración, cambio climático, hambre… ¿se ha hablado en la cumbre de todo eso que tiene que ver con el aspecto humano o solo de economía circular?

De todo eso que va muy ligado al aspecto medioambiental porque el presidente Obama ha dejado una frase inspiradora: que trabajar contra el cambio climático es una actitud de solidaridad. Al final el aspecto humano siempre está vinculado. A la cumbre han venido ciertas personalidades y algunos gurús de la ética que han puesto encima de la mesa que es preciso dar un giro de 180 grados al enfoque de todos los problemas de la humanidad, de modo que en la cumbre no solo se habla de economía circular, se está tocando el fondo de la persona. Al final son las personas las que pueden cambiar el problema. Ahora solo hay que unir las piezas del puzle -política, sociología, ética, filosofía, etc- hasta conseguirlo.

ARTÍCULO COMPLETO AQUÍ